El hecho de que a tu amigo no le funcionase la sesión, no significa que a ti te vaya a suceder lo mismo ya que cada persona es diferente. A veces la gente simplemente se lo hace por probar y suele ser cuando no funciona, es muy importante estar convencido de querer dejar de fumar para hacerse la sesión y así asegurar el éxito de la sesión. Muchos vienen porque alguien de su entorno los «obligan» a ir a la sesión a ver si le hace algo, pero el sujeto en cuestión no quiere dejar de fumar y, como hemos dicho ya en varias ocasiones, la hipnosis no te puede convencer de algo que tú realmente no quieres hacer. En cambio si quieres dejarlo realmente y no puedes con tu fuerza de voluntad, la hipnosis es un método infalible para ello.